HOMEOPATÍA – Año 4 – N° 12 – 1997

 

PLANTAS DOMÉSTICAS REMEDIOS HOMEOPÁTICOS

 

Dr. Juan C. Pellegrino

Médico

Prof. Titular de la A. M. H. A.

 

Sabe usted que muchos remedios homeopáticos se elaboran a partir de plantas que tal vez usted tenga en su patio o jardín, o aun en su balcón?

¿Que, además, la preparación del remedio homeopátíco es sumamente sencilla y se sigue haciendo según lo estableció Hahnemann ha ciento ochenta seis años. Es decir el valor de lo clásico, de lo que no cambia, porque su acción terapéutica sigue siendo óptima?

Es bueno aclarar esto porque a veces la idea que se quiere transmitir desde la medicina tradicional, es que sólo tienen poder curativo aquellas drogas muy complejas, que requieren para su producción elevados costos y sofisticados laboratorios.

Las plantas más comunes de observar son por ejemplo, la violeta de los Alpes, cuyo nombre es Cyclamen y que se adapta como medicamento homeopático a temperamentos escrupulosos, con sentimientos de culpa y estados de humor alternantes, susceptibles y abandónicos.

El perejil de la huerta, que crece fácil y rápidamente, conocido en Homeopatía como Petroselinum, es un medicamento con indicaciones en problemas urinarios dolorosos y ardientes.

La llamada Thuya, es una especie conífera, utilizada en los cercos, que adopta variadas formas mediante la poda. Con ésta se prepara uno de los más utilizados remedios homeopáticos, indicado en personalidades obsesivas, con ideas fijas y numerosos temores, con gran apuro y trastornos de la memoria, muy sensible y emotivo, con tendencia a las alteraciones proliferantes (verrugas, pólipos, etc.).

El pensamiento, esa bonita flor multicolor, que crece en invierno, es el medicamento Viola tricolor, de paradojal temperamento triste, con tendencia al llanto y al enojo, con aturdimiento intelectual y gran debilidad, que se adapta a trastornos urinarios, reumáticos y de piel.

La anémona, esa delicada y grácil flor de largo tallo y pétalos suaves que se mueve fácilmente a la menor brisa y que florece en primavera, tal vez sea uno de los diez más importantes remedios homeopáticos. Se llama Pulsatilla y en general se prescribe en caracteres apacibles, callados y tímidos, en personas con poca autoconfianza y por ende celosas y caprichosas con gran necesidad de afecto y tendencia al llanto. Su humor es variable, espiritual y temeroso. Con tendencia a afecciones respiratorias, vasculares y gónitourinarias.

Caléndula también es una planta de jardín de flor vistosa, con la que se prepara un medicamento homeopático de importante acción antiséptica, utilizado en formas interna y externa en heridas traumáticas o cortantes dolorosas y con tendencia a supurar.

Crataegus, un arbusto muy común en los cercos, de mata abundante y con unas vistosas bolillitas rojas o amarillas, es base de un medicamento cardíaco por excelencia, de positiva acción tónica cardíaca.

El helecho macho cuyo nombre científico es Filix mas se utiliza como remedio en inflamaciones ganglionares, trastornos intestinales y especialmente parasitosis del tipo tenla.

La manzanilla, ese arbusto tan cargado en el folclore popular, también da origen a un gran remedio Homeopático llamado Chamomilla, muy útil en afecciones que se desarrollan en ninos especialmente irritables, violentos y caprichosos, que desean ser paseados en brazos y con accesos de cólera que los enferman.

El alelí, llamado Cheiranthus cheiri, es un remedio importante en trastornos por salida dificultosa de muelas de juicio.

El cedrón, medicamento importante cuando sus modalidades están presentes en dolores de cabeza especialmente neurálgicos.

El cactus es una planta ornamental; a partir de su cuerpo y flores se prepara un medicamento con marcada acción cardiovascular, en procesos coronarios dolorosos.

El lirio atigrado, planta ornamental vivaz, lilácea llamada Lilium titrinum. Con toda la planta se produce un medicamento homeopático muy activo en personas con afecciones depresivas con llanto y desesperación, írritables y sensuales.

La ruda, cuyo nombre docto es Ruta graveolens, da lugar a un importante remedio de acción en problemas oculares y reumáticos.

El romero silvestre es un arbusto pequeño siempre verde, de nombre científico Ledum palustre, da lugar a un medicamento importante en picaduras de insectos, heridas punzantes y reumatismos dolorosos.

La euplirasia, muy linda planta anual, que crece en jardines en canteros con césped, da lugar a un medicamento de acción efectiva en problemas oculares con inflamación y ulceración.

El Gelsemium o jazmín amarillo, es un arbusto trepador con hermosas flores en primavera, da origen a un

gran remedio homeopático especialmente para trastornos de causa emocional y muy importante en afecciones neurológicas con temblores y parálisis.

El Berberis vulgaris, es una zarza frondosa y espinosa, que florece en verano con hermosas flores amarillas perfumadas dispuestas en racimos colgantes. Sus bayas son de un hermoso color rojo. Se la ve con frecuencia en jardines amplios. Como remedio tiene especial acción en riñón y vejiga, es uno de los más importantes medicamentos en el cólico renal.

E Lycopodium es un musgo grande que crece a la sombra de los abetos en terreno pedregoso entre matorrales. Éste, del cual se prepara el medicamento, no es justamente el que se llama así entre nosotros en jardinería, aunque tiene alguna característica semejante.

Hay muchos más ejemplos de plantas domésticas que dan base a la preparación de medicamentos homeopáticos.

El reino vegetal es uno de los que más contribuye a la elaboración del arsenal terapéutico.

 Pensando ecológicamente haríamos verdad aquel viejo axioma médico que decía "donde está la enfermedad

seguramente está el remedio que la cura"

 

Se permite la reproducción total o parcial, sin fines de lucro, mencionando la fuente.

 

www.jcpellegrino.com.ar

 

doctor@jcpellegrino.com.ar