Homeopatía – N° 9

Doctor, me duele la cabeza... ¿qué hago?

 

Dr. Juan Carlos Pellegrino.

Médico

Profesor Titular A.M.H.A.

 

Esto que aparentemente parecería un síntoma simple y de fácil resolución, cuando se presenta en forma de cefalea reiteradas o jaquecas periódicas, es realmente un tormento para quien lo sufre.

Alopáticamente poco es lo que se hace para su solución puesto que sólo se trata de calmar el síntoma si el cuadro es funcional y también, poco es lo que se consigue, excepto aumentar cada vez más las dosis de calmantes, con los consiguientes trastornos secundarios que de ello se derivan. Podemos decir que con tratamiento homeopático los resultados son mejores y duraderos.

El médico homeópata considerará el síntoma como un emergente de la totalidad de la persona, tratará de relacionar la causalidad real con la manifestación sintomática. Pero además, encuadrará el dolor en un contexto en el que el paciente deberá referir con qué periodicidad aparece, en qué hora del día sucede preferentemente, si mejora o se agrava acostándose o cambiando de posición, qué ocurre con el movimiento, con el frío, el calor, el aire libre o en un ambiente cerrado; si mejora o no con aplicaciones frías o calientes, si tiene relación con el comer o el beber; si hay bostezos y qué ocurre con ellos. Si hay alguna diferencia caminando o estando quieto, qué ocurre cerrando los ojos; si el contacto o la presión mejora o agrava el síntoma; o la conversación o el dormir o la siesta; qué relación tiene con los enojos o estados coléricos 0 de preocupación, excitación o emoción. Qué pasa en los lugares donde hay mucha gente o luces o ruidos u olores.

En la mujer, si tiene relación con los períodos menstruales o en la menopausia. Qué pasa si se peina o piensa en el dolor y orina o escucha música. Si el dolor es ardiente, pulsante, presivo, taladrante, aturdidor, tironeante y si es en toda la cabeza o en algún sector en particular. Qué sucede si fuma o toma té o café, si transpira, si viaja en auto o toma vino o se expone al viento.

Éstas y muchísimas otras circunstancias particularizarán las cefaleas, haciendo que, a pesar de parecer iguales, en cada paciente resulten diferentes si se lo hace pensar en las características que hemos descrito. Y esto tiene utilidad porque perfilará un remedio diferente según las características propias de los pacientes.

De lo expuesto resulta que la medicina homeopática tiene una respuesta terapéutica para estos padecimientos funcionales. No tapa el síntoma con un calmante, sino que se sirve del síntoma para modalizarlo y hallar un camino curativo pronto, suave y duradero.

 

Se permite la reproducción total o parcial, sin fines de lucro, mencionando la fuente.

 

www.jcpellegrino.com.ar

 

doctor@jcpellegrino.com.ar